Cuidados básicos para una piel grasa.

Cuida tu piel by Anelette
Cuida tu piel by Anelette

Las personas que sufrimos de piel grasa sabemos lo difícil que es manejarla y sobre todo controlar el acné. Es una lucha constante contra nuestro cutis y siempre tenemos las de perder.

Aunque eliminar, o corregir, este aspecto de nuestro cutis es imposible, si existen procedimientos sencillos que podemos aplicar para controlar mejor la secreción de grasa y que esto reduzca el efecto brillante de la zona T y también la aparición de granitos o barros.

A continuación, unos tips de cuidados básicos que no cuesta nada seguir:

No toques tu rostro, sin importar cuanto lo desees.

Y esto es fundamental; por muchas razones.

Nuestras manos están en contacto con TODO, y eso hace que en ellas habiten muchas bacterias y suciedad que va a parar a nuestro rostro cada vez que lo tocamos. Recuerda que la secreción de grasa del cutis es, en cierto modo, un sistema de defensa de la piel, y si le das cuerpos extraños de los que defenderse segregará más grasa. Por otro lado, tocar demasiado el cutis hace que se estimulen las glándulas que segregan la grasa, produciéndola en exceso.

Otro punto negativo de tocarse el rostro, es que esta suciedad se acumula en los poros abiertos (generalmente las pieles grasas son de poros abiertos), esto junto con la grasa generan puntos negros y granos que no son nada estéticos.

Mantener el rostro limpio

Y se debe limpiar la cantidad de veces adecuada, todo en exceso es malo, y eso incluye la limpieza. Entonces se preguntarán: ¿Y eso cómo es posible? Bien, porque cada vez que limpiamos el rostro con agua y jabón para el cutis, remueves toda la suciedad y grasa de la piel, lo que hace que esta reaccione generando más grasa; mientras mayor sea la cantidad de veces que laves el rostro, mayor será la segregación. Recuerda que la grasa es un sistema de defensa del cutis.

¿Cuántas veces son suficientes? En mi opinión, todo dependerá de tus actividades diarias; sin embargo, recomiendo que sean 2 o 3 máximo.

Una vez por la mañana, cuando te levantes para remover la grasa y sucio que se acumula durante la noche; Antes de dormir, para eliminar la suciedad acumulada durante todo el día y, en caso de ser muy necesario, puedes lavar el cutis una tercera vez si has sudado o has estado expuesto(a) mucho tiempo a ambientes muy sucios o contaminados.

Les recomiendo usar jabones naturales, yo uso uno de avena.

Menos siempre es más.

Esto quizás no les guste a muchas chicas, pero la realidad es que el maquillaje impide que la piel respire. Si cubres tu rostro con muchas capas de maquillaje esto tapará los poros y aparecerán los horribles granos y espinillas. Deja que tu piel respire y anímate a lo natural.

Ahora, si te es imposible dejarlo (por trabajo o alguna otra situación), utiliza siempre productos acordes a tu tipo de piel, que sean libres de aceites y bastante ligeros.
Limpiezas profundas de vez en cuando, no hacen daño.

Es importante hacer limpiezas más completas en el cutis de vez en cuando, para asegurarse de eliminar impurezas que estén en capas más profundas de la piel. Estas limpiezas pueden ser con o sin extracciones, en el segundo caso recomiendo que consultes a un experto ya que si las extracciones son realizadas de maneras poco adecuadas se infectarán los poros o quedaran cicatrices.

Yo soy amante de lo natural (creo que lo han notado), y siempre hago la limpieza de mi cutis con mascarillas a base de productos naturales que ya he publicado anteriormente. Puedes consultar como hacerlas en la sección Belleza

Recomiendo realizar una limpieza de cutis cada quince (15) días, es necesario no hacerlas tan seguido ya que la piel necesita recuperarse y normalizarse.

Cambia tus sábanas y toallas con regularidad.

Este dato es muy importante y no se debe pasar por alto. Nuestra almohada y sábanas acumulan mucho sucio y piel muerta que al final va a parar a la piel de nuestro rostro mientras dormimos. Así que cambiarlas por una limpia al menos una vez a la semana es una buena idea.

Lo mismo sucede con las toallas para secar el rostro, cambiarla una vez a la semana debe ser suficiente y asegúrate que sea una toalla de tu uso exclusivo.

Lentes limpios, cutis sano

Si utilizas lentes correctivos debes saber que en ellos se acumula suciedad y, como no, grasa. Por lo que limpiarlos es una necesidad diaria.

Si son lentes de acero, aluminio u otro material similar, lo mejor es usar el mismo spray con el que limpias los cristales para también limpiar las patas y el contorno de la montura. Si, por el contrario, son de pasta puedes utilizar la misma técnica o, limpiarlos con el agua y el jabón que utilizas para limpiarte el rostro. Los enjuagas debajo del grifo, al ser de pasta no existe problema alguno con esto. La única precaución que debes tener en cuenta es no frotar los cristales. Sacúdelos para eliminar el exceso de agua y deja que el resto lo haga el ambiente.

Flequillo ¡fuera!

Esto tampoco les gustará a las chicas y chicos amantes del flequillo (pollina), la grasa del cabello va a parar al rostro y eso no es bueno. Utiliza peinados que alejen el cabello de tu rostro, incluyendo el fleco. Eso ayudará a disminuir los granitos, sobre todo en el área de la frente.

Redes Sociales Anelette

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s